¿Existen tratamientos para la sudoración excesiva y el blushing?

La hiperhidrosis se refiere a la sudoración espontánea, inadvertida y severa, la cual responde a una condición funcional por hiperactividad del Sistema Nervioso Simpático (SNS). Por lo tanto, la única medida real y eficiente para acabar con el problema es inactivar el SNS, lo cual no es posible, al menos, con tratamientos farmacéuticos.

El único momento en que el SNS se inactiva es en la inconsciencia, lo que solamente se logra durante el sueño, cuando no estamos activados a nivel consciente y nuestro cuerpo está completamente relajado. El problema es que una persona no puede mantenerse en este estado de manera permanente para evitar el sudar. En pocas palabras, no hay ninguna forma de “apagar” completamente la función de Sistema Nervioso Simpático que no sea por medio de una cirugía.

La simpatectomía es un procedimiento quirúrgico comprobado y seguro que sirve para erradicar la sudoración excesiva de manera definitiva en manos, pies, rostro y axilas. Por ello se realiza una interrupción de los cables del Sistema Nervioso Simpático seccionándolos, así la información del centro nervioso no llega más al tronco superior que incluye a las extremidades superiores y las arterias capilares, por lo que el sudor se elimina al igual que la ruborización facial anormal.

Cuando por un método invasivo se realiza la des-conexión de estas vías nerviosas de comunicación, conocidos como Troncos Nerviosos Simpáticos, se interrumpe el impulso nervioso desde el cerebro para evitar su llegada al sitio afectado, sin afectar al paciente. 

La simpatectomía torácica ha demostrado ser un tratamiento con excelentes resultado al interrumpir las vías nerviosas de lugares específicos para cortar la comunicación y evitar el sudor excesivo.  Esta técnica fue descrita desde principios del siglo XX y, aunque actualmente ha sido efectiva para tratar la enfermedad, no se realizó debido al considerarse una técnica demasiado agresiva. Gracias a las técnicas modernas de la laparoscopía, comenzaron a realizarse en el tórax como toracoscopia a principios de los 80s en Suecia.

Si bien, la cirugía erradica el padecimiento, existen tratamientos que ayudan a disminuir la sudoración, el problema es que solo tiene efecto de manera local, como: cremas, lociones, desodorantes, antitranspirantes o soluciones a base de aluminio. Los anteriores son solo medidas temporales debido a que actúan solo en la piel y no sobre el problema principal.

También existen actividades que suelen sugerirse para mitigar la sudoración como la terapia, el yoga, la meditación o la hipnosis, pero no funcionan contra la hiperhidrosis, debido a que no es un trastorno emocional sino un problema del sistema nervioso que es inevitable.

Las personas que padecen de sudor o rubor excesivo deben ser valoradas por especialistas para abordar de manera adecuada cada caso de manera particular, ya que no todos los casos deben someterse a la simpatectomía torácica, además, de que existen enfermedades que pueden ocasionar la sudoración excesiva y es importante descartarlas.

 

Referencias:

http://www.saludymedicinas.com.mx/

http://tusintoma.com/hiperhidrosis/​

http://www.antiperspirantsinfo.com/

http://www.clinicasudoracion.com/

http://instituto-estetico.com/

 

 

 

 


Tags


  Cirugía de Tórax


CIRUGÍA DE TÓRAX AVANZADA DE VANGUARDIA A TU ALCANCE.
Teléfonos: (55) 5247 5662

CONTÁCTANOS
Enviar correo electrónico drpadilla@institutomexicanodetorax.org

  Redes sociales


Síguenos a través de las redes sociales.

SUSCRIBIR