Cirugía de Torax
 
Buscar
 
TORASCOSCOPIA CIRUGÍA TORACICA DE MINIMA INVASIÓN
 
Procedimientos
 


a) Biopsia Pulmonar.- Procedimiento que se realiza para la identificación específica de lesiones sospechosas de tumores, granulomas, alteraciones vasculares o lesiones infectocontagiosas que han persistido a pesar del tratamiento empleado. Habitualmente son lesiones que se operan en vista de existir duda no obstante intentos previos de biopsias percutáneas o broncoscopías. Las lesiones pueden adoptar diferentes patrones de presentación, pero indudablemente la falta de diagnóstico certero es la causa de indicación precias de cirugía.

Video (click aqui)

Afortunadamente y cuando la biopsia debe ser de un sitio determinado y específico, existe la posibilidad de realizarlo por medio de la toracoscopía, que es una técnica de mínima invasión que permite la exploración completa y detallada de la cavidad torácica y en caso que existiese otra lesión pudiera ser biopsiada de igual forma. Ofrece la ventaja de utilizar tres orificios pequeños a cada lado del tórax para obtener la biopsia deseada, aplicando una engrapadora Endoscópica se puede lograr el procedimiento con éxito, las posibilidades de sangrado o complicación con fugas son mínimas y poco frecuentes, se considera como un procedimiento de rutina y aceptado mundialmente para minimizar el tiempo de estancia y el dolor postoperatorio en pacientes que deben de someterse a dicho procedimiento.

Video (click aqui)

b) .- Biopsia mediastinal:
Procedimiento empleado para la obtención de muestras o especimenes de lesiones localizadas en el sitio llamado “mediastino” que es un lugar anatómico entre los dos pulmones, quedando justo por debajo del esternón. Existen varios elementos en este lugar susceptibles de crecimientos anormales, principalmente ganglios linfáticos, cuyos crecimientos pueden semejar tumores, es por eso, que eventualmente existe la necesidad de tomar muestras de sitios específicos localizados en el mediastino por lo que es muy útil la toracoscopía, como procedimiento de mínima invasión puede lograr la obtención de muestras con sólo dos orificios pequeños a cada lado del tórax. Sin embargo, el mediastino es también lugar preferido de algunos tumores como los linfomas, células germinales seminomas etc. Por lo cual el análisis de tejido suficiente se convierte en una necesidad, debiendo en su mayoría ser alcanzada por medio de toracoscopía.

video (clickn aqui)

c).- Biopsia Pleural.
La muestra de tejido pleural habitualmente se toma en conjunto con la pulmonar o cuando al realizar una exploración de la cavidad torácica, existen lesiones agregadas a la pleura, siendo necesaria su muestra. Por otro lado, existen lesiones primarias de la pleura que se caracterizan por ser malignas, el ejemplo es el Mesotelioma, que es un tumor de la pleura sumamente agresivo, su mejor diagnóstico se basa en la biopsia por toracoscopía. Pero además de las lesiones malignas, existen múltiples lesiones de tipo benigno o inflamatorio secundario a infecciones (tuberculosis, hongos etc.) y a trauma. Puede haber pacientes que por algún motivo se manejaron con aplicación de sonda pleural, y posteriormente presentaron alguna complicación como infección o disfunción del sistema de la sonda, ocasionando una inflamación severa de la pleura, si lo anterior se complica con infección bacteriana sobre agregada, la situación se complica con la producción de pus y en algunos casos la aplicación de la toracoscopía para drenaje y toma de muestras es muy significativa, dando el diagnóstico del tipo de gérmenes y solucionando el problema de drenaje.

video (click aqui)

d).- La ventana pericárdica es un procedimiento utilizado para la liberación y corte del pericardio (membrana fibrinosa que rodea al corazón). Habitualmente el corazón esta cubierto por una capa fibrosa de tejido llamado saco pericárdico, en condiciones normales, no debe de rebasar cierta cantidad de líquido, cuando así sucede, el líquido comprime al corazón en diferentes magnitudes y provoca alteraciones cardiacas significativas, siendo necesario tomar medidas. Se propone de primera instancia drenar el líquido anormal alrededor del corazón con el fin de obtener muestras para análisis en busca del diagnóstico y permitir liberar la presión del saco pericárdico, es donde la toracoscopía tiene una aplicación significativa mediante la apertura quirúrgica del saco pericárdico, drenaje y toma de muestras de líquido y pericardio para su estudio en laboratorio con el fin de establecer la causa de la acumulación de líquido, llamada derrame pericárdico. Los objetivos se logran mediante un solo procedimiento que es la ventana pericárdica, que significa realizar una apertura lo suficientemente grande para permitir drenar el líquido coleccionado y evitar que se continúe almacenando alrededor del corazón, drenando siempre a través de dicha ventana, además de tener la opción de obtener muestras significativas de tejido para determinar el diagnóstico o causa de dichas alteraciones. El procedimiento consiste en la colocación de tres puertos u orificios en el lado externo del tórax izquierdo, se aplica una cámara por medio de un telescopio y por otros dos orificios se aplica una pinza y mediante corte con tijera, cauterio o bisturí armónico se corta el pericardio formando una “ventana” de al menos 4 cm, lo cual, dicho tamaño evita que el líquido se vuelva acumular alrededor del corazón.

video (click aqui)

e).- Simpatectomía
Ver Simpatectomía

f).- Plicatura Diafragmática
Ver Cirugía de Diafragma

g).- Decorticación pleural
Es un procedimiento ampliamente utilizado, de hecho, antes del auge de los antibióticos, era la cirugía más frecuente realizada por los cirujanos de tórax, sin embargo, aún se siguen presentando casos severos y sobre todo de origen infeccioso, la colección purulenta o infectada gravemente en la pleura es conocida como empiema, dicha condición se trata mediante el drenaje y antibióticos adecuados y suficientes, cuando por algún motivo, la colección sea líquido, sangre o pus, no se puede drenar mediante la aplicación rutinaria de sonda pleural, dicha colección se queda acumulada entre la pared torácica y el pulmón, ocasionando, después de cierto tiempo, la condensación del líquido provocando una fibrosis extensa y severa que posteriormente no podrá ser drenada bajo ninguna método habitual de sonda o catéter. Esta condición toma un tiempo determinado, habitualmente y por nuestra experiencia se consideran aproximadamente 2 semanas para “drenar” las colecciones condensadas por medio de la toracoscopía, método aplicado mediante dos orificios en la parte externa del tórax, uno para el telescopio de la cámara y otro para introducir una pinza y realizar el drenaje y decorticación del pulmón. Esto significa prácticamente “pelar” al pulmón de la “cáscara” fibrosa de la colección condensada, procedimiento muy exitoso por medio de la toracoscopía y el más frecuente en nuestra práctica de toracoscopía. Este procedimiento ha demostrado un éxito rotundo cuando las colecciones son abordadas en las primeras dos semanas, siendo muy efectivo y evitando la toracotomía formal que implica más tiempo hospitalario, dolor y gastos de insumos.
Ver Cirugía Pleural

video (click aqui)

h).- Lesiones de Pared
Existen algunas lesiones que se originan en la parte interna de la cavidad torácica, esta parte esta recubierta por una membrana llamada pleura parietal, estas lesiones pueden ser de distintos tipos de tumores, quistes o lipomas, los más frecuentes son los que se localizan en la parte posterior y obedecen a degeneraciones de tejidos de diversas estirpes; lipomas, fibromas, Shwanomas (raíces nerviosas), y algunas veces etapas incipientes de tumores mayores como el tumor fibroso solitario de la pleura o el mismo mesotelioma (tumor maligno de la pleura). La toracoscopía ofrece una gran ventaja al realizar tres orificios donde se introduce una lente de cámara y dos pinzas, logrando su resección completa siempre y cuando el tamaño del tumor lo permita, siendo exitoso y evitando la toracotomía formal, realizando dicha resección y dependiendo de las características de la lesión el paciente se puede considerar curado.

Subir